MailchimpSDK.initialize(token: d7f2671cd5d5b818f08f37aba1a25beb-us2) var contact: Contact = Contact(emailAddress: "Insert Email Here") MailchimpSDK.createOrUpdate(contact: contact) { result in switch result { case .success: print("Successfully added or updated contact") case .failure(let error): print("Error: \(error.localizedDescription)") } }

Por Jorge Arévalo, profesor de Tecnología

A día de hoy la situación sanitaria respecto al Covid-19 se va complicando.

Cientos de sanitarios, trabajadores de residencias de ancianos, servidores públicos, trabajadores en supermercados, de ópticas… sienten la falta de equipos de protección individual con los que poder protegerse.

Un grupo de jóvenes profesionales de diferentes perfiles y con amplia experiencia en medicina, biotecnología, impresión 3D, diseño industrial, entre otras disciplinas, han desarrollado de manera altruista y en tiempo récord un respirador autónomo usando impresoras 3D para poder afrontar los efectos del coronavirus.

Así, dentro del grupo Coronavirus Makers, un equipo denominado Resistencia Team, lleva trabajando desde que fue decretado el estado de alarma, investigando, generando documentación y código abierto que ayuden a que cualquier persona con impresora 3D, desde cualquier lugar, pueda imprimir las piezas con las que poder hacer un respirador automático, con el fin de donarlo a los servicios sanitarios locales.

El respirador autónomo se basa en el sistema Jackson Rees, que inspiró el nombre del equipo, y llevan trabajando los últimos días en turnos de 14 horas con el objetivo de tener un dispositivo funcional lo antes posible.

Lo grande de este proyecto es el trabajo conjunto en red de personas de todos los puntos de España. La iniciativa la están compartiendo en un grupo de Telegram llamado Coronavirus makers. A nivel de Andalucía se han organizado grupos provinciales.

Nuestro granito de arena:

Nosotros colaboramos con Sevilla Maker Society. Desde hace 2 años, nuestra aula de Tecnología cuenta con una impresora 3D. Desde ayer tenemos 3 impresoras y estamos fabricando máscaras de protección individual EPI’s que son muy sencillas y constan de una visera impresa en 3D y de una pantalla frontal hecha con un acetato grueso de encuadernación.

El siguiente trabajo serán las palas de respiradores que ya tienen unas especificaciones y tolerancias mucho más pequeñas. Deben pasar por controles de calidad muy rigurosos etc…Ponerse un objetivo para ser útil es, además, una buena terapia contra el desánimo, os lo aconsejo.

Jorge arévalo

Profesor de Tecnología del IES Palomares